USOS DEL ALUMINIO
EL METAL DE LAS 12 MILLONES DE TONELADAS ANUALES

El aluminio, el tercer elemento más común encontrado en la corteza de la tierra, es uno de los metales que más nos acompaña en el día a día. Estarás de acuerdo conmigo en que, si te paras a hacer cuentas, los usos del aluminio que se te ocurran serán multitud.

Todas estas aplicaciones tienen su razón de ser, y están amparadas por las propiedades del metal y su desempeño en aleaciones. Desde las tapas de los yogures hasta los aviones, nos encontramos con que el aluminio es todo lo versátil (y reciclable), que queramos.

En este post daremos un repaso a los principales usos del aluminio para productos de la vida cotidiana y para la gran industria. Como veremos, estamos rodeados de aluminio.

Principales aleaciones


Las aleaciones, por tanto, permiten mejorar las condiciones naturales del aluminio, pudiendo así fundirlo, forjarlo, extruirlo o utilizarlo para soldadura.

Aleaciones del aluminio, usos

Propiedades

Las propiedades del aluminio son las que permiten que sus usos estén tan extendidos. Se trata de un metal resistente a la corrosión y fácilmente maleable, por no hablar de su capacidad de reciclado sin perder propiedades.

Entre todas sus características, destacan:

  • Ligero, sí, pero resistente, también. El peso específico del aluminio es de sólo 2,7 g/cm3. Gracias a su capacidad de aleación, su resistencia puede aumentarse sin problema, y con sólo 1/3 del peso del acero, por ejemplo.
  • También es resistente a la corrosión. Como metal, el aluminio se oxida de forma natural para protegerse de la corrosión. Para evitar que genere óxido, el material se cubre con una fina lámina de plástico, con metal electronegativo o con pintura.
  • Excelente conductor. Lo que, en algunos momentos, como vimos en el post sobre poliamida 66 y rotura de puente térmico es una desventaja, según su uso se convierte en una de las mejores propiedades del material.
  • Reflexión y ductilidad. Además de un buen conductor, el aluminio es también un buen reflector de luz y calor. Esa es la razón de que encontremos aluminio en productos termoreflectantes. Al mismo tiempo, es un metal muy dúctil, con un punto de fusión bajo, característica que permite conformarlo muy fácilmente, al contrario de lo que ocurre con, por ejemplo, el acero.
  • Impermeable. Esto podemos comprobarlo en su función como papel de aluminio para envolver alimentos. El aluminio, incluso cuando está laminado con un grosor mínimo, es impermeable. Otra de sus ventajas y razón de su uso para guardar alimentos es que no es tóxico.
Usos del aluminio, propiedades

Reciclado

El aluminio puede ser reciclado, sin perder sus propiedades, una y otra vez, reduciendo hasta en un 90% la energía necesaria para transformarlo en comparación con su extracción en bruto. Esto es, el reciclado del aluminio ayuda a preservar los recursos y a bajar las emisiones a la atmósfera.

Sin irnos más lejos, en Europa, donde se consumen más de 400.000 tn de latas de aluminio, la tasa de reciclaje supera el 70% en el total de los países de la UE. La industria del transporte es la que mayor tasa de recuperación ofrece, con un 95% del aluminio utilizado reciclado.

El aluminio en la vida cotidiana


Ya hemos ido dejando algunas pinceladas sobre dónde podemos encontrar aluminio en nuestro día a día. Como hemos visto, sus propiedades lo convierten en un metal muy útil para distintas aplicaciones.

De esta manera, nos encontramos con una gran cantidad de productos basados en aluminio a lo largo del día. Desde el papel de aluminio con el que envolvemos nuestra comida hasta el cuadro de la bicicleta con la que paseamos.

A continuación, veremos algunos de los productos más típicos hechos con aluminio.

Usos comunes. Estamos rodeados de aluminio

Por supuesto, todo este consumo, que está en las 12.000.000 de toneladas anuales en sus diferentes aleaciones y productos en Europa, se ve repercutido en nuestra vida. Solamente con entrar en una cocina podemos encontrarnos aluminio en utensilios, electrodomésticos, briks, etc.

Veamos a continuación los usos del aluminio más comunes dentro del sector consumo:

  • Electrónica de consumo: nos encontramos aluminio en muchas piezas de, por ejemplo, nuestros teléfonos móviles. Además, su conductividad lo ha llevado a sustituir al cobre en muchas ocasiones como metal conductor. Además de en telefonía, el aluminio ha sido muy utilizado en amplificadores de música.
  • Envasado: en forma de láminas, como papel de aluminio, dedicado a la conservación de alimentos. Gracias a lo fino de dichas láminas y a la maleabilidad del material, podemos adaptarlo a la forma de nuestra comida. También nos lo encontramos en latas de refresco y tetra bricks, ya que el aluminio impide que el interior se caliente en exceso y no permite la entrada de oxígeno, por lo que es ideal para la conservación del líquido.
  • Electrodomésticos: nos encontramos con aluminio en muchos de los electrodomésticos propios de la línea blanca, como neveras, estufas, lavadoras, microondas.
  • Cuadros de bicicletas: gracias a su ligereza, el aluminio ha sido ampliamente utilizado para fabricar cuadros de bicicletas. No es tan resistente como el acero o el titanio, por lo que son más sencillos de deformar, pero lo compensan con su poco peso.
  • Carrocerías: la carrocería de los automóviles está hecha, en su mayoría, con base de aluminio, además de otras piezas como las llantas, los chasis, bastidores, etc.

El aluminio en la industria


Dentro de la industria nos encontramos habitualmente con el duraluminio, una aleación de aluminio, cobre, manganeso y magnesio, muy utilizada para la fabricación de piezas en la aeronáutica y transportes.

Lo cierto es que la importancia del aluminio en la economía europea no ha parado de crecer en los últimos 40 años. En concreto, la industria del automóvil es en la que más ha crecido el consumo del aluminio, en detrimento del acero.

Usos comunes. Material estratégico

Por su multitud de aleaciones y usos, que abarcan todo tipo de sectores dentro de la industria, el aluminio ha llegado a considerarse como uno de los metales estratégicos por antonomasia. Y esto a pesar de ser un elemento tan común.

Veamos algunos de los usos del aluminio más habituales en industria:

  • Construcción: además de en las ventanas, que son el lugar que tradicionalmente ha ocupado y ocupa el aluminio, nos lo encontramos en el sector de la construcción en forma de panel composite para fachada ventilada.
  • Transporte: nos encontramos con aluminio no sólo en la carrocería y otras piezas de los automóviles o en trenes de alta velocidad, sino también en el fuselaje de los aviones y otros componentes mecánicos gracias al bajo peso del metal y su bajo coste.
  • Electricidad: es nuevamente su ligereza y su precio lo que ha hecho que el aluminio haya sustituido al oro, a la plata y al cobre como material conductor en muchas ocasiones, a pesar de que sus propiedades como conductor son inferiores.
Almadraba II, uses of aluminium in the construction sector

Y hasta aquí este resumen a los usos del aluminio que nos podemos encontrar tanto en nuestro día a día como en la industria. Como has podido comprobar, vivimos realmente rodeados de este material estratégico.

Si te interesa seguir investigando acerca de los usos del aluminio no dejes de visitas el resto de nuestras entradas y échale un vistazo a nuestra galería de proyectos, donde te encontrarás con más de 300 edificios cuya fachada lleva panel composite de aluminio.