¿Cuáles son las partes de una ventana?

Normalmente las preguntas que parecen tener una respuesta sencilla son las que esconden mayores complicaciones. Todos podemos hacernos, rápidamente, una idea de qué es una ventana y definirla con mayor o menor dificultad.

Sin embargo, y en esto seguro que coincidimos, a la hora de pensar en todas las piezas y partes de una ventana seguro que ya no nos resulta tan sencillo. A fin de cuentas, las ventanas han ido evolucionando de la mano de la arquitectura y, hoy en día, son piezas de ingeniería.

Esto es porque, además de su función ancestral de iluminar y ventilar una estancia, en la actualidad las ventanas son uno de los elementos clave de la envolvente de un edificio y su correcta instalación y aislamiento pueden ayudarnos a ahorrar un gran porcentaje de energía.

En este post conoceremos no sólo las partes de una ventana, sino también los materiales más habituales que se emplean en su construcción y los tipos más populares.

Tipos de ventanas, el gusto está en la variedad

Como hemos comentado, las ventanas han formado parte de los hogares desde antiguo. Por lo tanto, han evolucionado con ellos a medida que la técnica mejoraba y llegaban nuevas tecnologías.

Esta evolución paso a paso ha permitido el desarrollo de diferentes tipos de ventanas y accesorios, como podrían ser las persianas, las cortinas, las contraventanas, etc. Actualmente podemos encontrarnos con ventanas de diferentes tipos, como son:

Ventanas correderas

Correderas

Las ventanas correderas son las que nos suelen venir a la mente cuando pensamos en ventanas. Consisten en dos hojas apoyadas sobre unos raíles que se desplazan a izquierda o derecha. Dentro de las correderas hay diferentes tipos, como las plegables o las elevadoras.

Ventanas practicables

Practicables

Las ventanas practicables son aquellas que se abren sobre un eje fijo, utilizando los herrajes situados en uno de los laterales de la hoja. Ofrecen un mejor aislamiento que las correderas, al cerrarse por presión y permiten la apertura total del hueco

Guillotina

Las ventanas de guillotina se desplazan en su eje vertical y suelen estar formadas por dos hojas. Cuando se abre el hueco, éstas quedan superpuestas. Hay diferentes tipos de ventanas de guillotina.

Ventanas basculantes

Basculantes

Este tipo de ventanas basculan sobre un eje vertical u horizontal integrado en el marco. No llegan a descubrir todo el hueco y suelen utilizarse en los tejados, donde otras clases de ventana son más complicadas de manipular.

Ventanas oscilobatientes

Oscilobatientes

Las ventanas oscilobatientes han ganado popularidad en los últimos años. Estas ventanas combinan las funciones de las ventanas abatibles de giro vertical (abriéndose hasta 45º) y horizontal (con una apertura de 180º), por lo que pueden abrir en dos sentidos diferentes según las necesidades del momento.

Ventanas fijas

Fijas

Están compuestas por una sola hoja no practicable. Su única función pasa por permitir la entrada de luz. Un ejemplo de ventana fija es un ojo de buey

Partes de una ventana. Un proceso tecnológico

Como íbamos contando antes de repasar los diferentes tipos de ventanas, actualmente las ventanas constan de numerosas partes diferenciadas, cada una con una función diferente, para hacer al conjunto lo más eficiente posible.

Un aislamiento energético eficiente pasa por eliminar en lo posible todas las filtraciones de agua o aire que puedan entrar por las ventanas, que son los elementos más débiles de la envolvente del edificio.

Por esta razón, actualmente las ventanas cuentan con diferentes capas y materiales a lo largo de su estructura, además de la acción mecánica de los herrajes.

Materiales habituales

Madera

Tradicionalmente, la madera era el material más común en las ventanas. Solía tratarse con barnices y pinturas para mejorar su durabilidad. Actualmente sigue utilizándose, pero su uso es mucho menos común.

Acero

El acero es un material muy resistente que se suele utilizar para ventanas de gran tamaño. Se trata de un material duradero y fácil de limpiar, pero debe ser tratado para asegurar su durabilidad en el tiempo

PVC (policloruro de vinilo)

Por sus excelentes propiedades, el PVC es uno de los materiales más utilizados para construir ventanas del momento. Se trata de un material con una baja conductividad térmica, su vida útil es larga y es totalmente reciclable.

Aluminio

Como vimos en el post sobre el aluminio, sus propiedades lo han convertido en el material más utilizado para la construcción de ventanas. Su ligereza, su reciclabilidad y largo ciclo de vida gracias a su resistencia a la corrosión lo han aupado como el producto ideal.

Elementos básicos de una ventana

Como verás, son varias las partes que conforman una ventana y que se encargan de hacerla más eficiente. Desde el tipo de vidrio a las juntas de estanqueidad y, por supuesto los herrajes, forman el conjunto de un sistema más complicado de lo que pueda parecer.

Vidrio y cámara de aire/gas

Existen diferentes tipos de vidrios, que se utilizan según la función de la ventana.

  • Vidrio sencillo: El más clásico y ya prácticamente en desuso por sus bajas propiedades acústicas y térmicas. Está compuesto por una sola hoja
  • Vidrios con doble/triple acristalamiento: están formados por dos o tres hojas separadas por una cámara sellada. Mejora el aislamiento térmico.
  • Vidrio laminado: su principal característica es la seguridad. Consta de dos láminas de vidrio unidas que, en caso de rotura, no es esparce sino que permanece unido. Es el tipo de vidrio utilizado en los parabrisas de los coches o en los cristales blindados.
  • Vidrio bajo emisivo: consta de doble acristalamiento. Cada una de las capas lleva un tratamiento de baja emisividad resultado de la aplicación de metales con contenido de plata. Se recomiendan especialmente para zonas con mucha incidencia solar, para lo que son tratados especialmente. También contribuyen a preservar el calor interior de la vivienda

Partes de una ventana - tipos de vidrio

La cámara resultante entre los vidrios en el caso de doble o triple acristalamiento suelen llenarse de aire deshidratado o gas. Este tratamiento consigue mejorar el valor U del vidrio, que hace referencia al flujo de energía que se da a través de la ventana.

Perfil

El perfil de la ventana es el material que se utiliza para albergar el cristal y el resto de componentes. No confundir con el marco, ya que puede darse la circunstancia de que se utilice un material para el perfil y otro para el marco.

En definitiva, el perfil es la parte móvil de la ventana. Va unido al marco por medio de un sistema de bisagras y tiene en su interior el sistema de herrajes y de rotura de puente térmico.

Juntas de estanqueidad

La junta de estanqueidad es uno de los elementos clave de la ventana. Su objetivo es asegurar el contacto entre el perfil y el vidrio, reduciendo la cantidad de aire y agua que se pueden filtrar por la ventana.

Para la extrusión de juntas de estanqueidad para ventanas suelen utilizarse diferentes materiales, como el EPDM, un tipo de caucho sintético de alta durabilidad y calidad, ideales para aislamiento térmico. El EPDM puede extruirse con diferentes durezas y formas.

Igualmente, el PVC y el TPE (elastómero termoplástico), son otros dos materiales avalados para su uso como juntas de estanqueidad por sus propiedades y estabilidad dimensional, que impide la deformación de la pieza.

También es popular el uso de la silicona, pero está más indicado para el sector industrial por sus propiedades como aislante eléctrico.

partes de una ventana - juntas de estanqueidad

Marco

Es la parte de la ventana que une el muro con el perfil. Se divide en travesaño, que son los perfiles horizontales, y montante, que son los verticales

Herrajes

Los herrajes son el conjunto de piezas que hacen posible la apertura o cierre de la ventana, ya sea esta corredera, abatible, oscilobatiene o proyectante.

Actualmente, son pocos los herrajes que quedan al descubierto en una ventana, ya que suelen ir dentro del perfil.  

  • Canal de herraje: Es el canal en el que van insertos los mecanismos de apertura y cierre. La medida estándar actual es de 16 mm
  • Bisagras, que posibilitan la apertura o el giro de la ventana. Según sus características, pueden tener regulación lateral o vertical y servir para aperturas interiores o exteriores
  • Cremonas, son una serie de varillas que se encargan, al accionar su mecanismo a través de una manilla, de cerrar la ventana. Incorporan sistemas de guiado resortes de compresión para indicar los giros cada 90º o bloqueo por llave
  • Manillas, es el elemento clásico de las ventanas. Funciona como palanca o tirador y acciona el mecanismo de cierre de la ventana
  • Herrajes para ventanas practicables. Incluyen una serie de piezas como pasadores, terminales, pletinas, etc., que permiten una regulación progresiva del cerramiento.
  • Oscilobatientes. Para este tipo de ventanas se utilizan bisagras ocultas para regulación vertical y lateral y con zonas de deslizamiento encasquilladas para mejorar la suavidad del mecanismo
  • Abatible y proyectante. Para este tipo de ventanas cobran importancia los compases limitadores (un compás es una pieza que limita la apertura de la ventana) y cierres de presión
  • Correderas. Las ventanas correderas incorporan cierres multipunto para mejorar la seguridad y la estanqueidad, además de cierres de seguridad para mantener la ventana cerrada e impedir su desmontaje
partes de una ventana - herrajes

En este punto damos por finalizado este post. Si quieres saber más sobre las partes de una ventana, como las juntas de estanqueidad o los herrajes, te recomiendo que visites www.stacmid.es y https://www.stac.es/paginas/inicio donde encontrarás información, catálogos y fichas técnicas sobre este tipo de productos.